Fraternismo

Una propuesta ideológica para Otro Mundo Posible.

Sobre el ‘Manifiesto Fraternista’.

Es la hora. La percepción de que estamos viviendo un momento histórico es innegable. Un momento histórico que nos deja una crisis sistémica, de valores y global desoladora pero también la esperanza del despertar colectivo. Cada vez son más los que exigen otras salidas, más los que dudan de las versiones oficiales, más los que buscan caminos no recorridos para hacer de este mundo ese Otro Mundo Posible ansiado. Estamos viviendo en el humus ideal para surja algo nuevo.

La propuesta es sencilla pero a la vez revolucionaria: poner las bases para el nacimiento de una nueva ideología, la ideología del siglo XXI, la última hija de la Revolución Francesa. Este manifiesto fraternista pretende ofrecer al mundo una palabra como símbolo de todas las luchas que llevan décadas trabajando por cambiar la realidad y que esta sirva, asimismo, como perspectiva y como foco. Recuperar la fraternidad, la gran olvidada del lema revolucionario francés, con todo su contenido político e ideológico. Sólo trabajando por una fraternidad global podremos alcanzar una libertad y una igualdad reales y mundiales.

Esta bandera, propuesta para eso que con tanto acierto se ha venido denominando 99%, se inspira no sólo en las tres palabras que nos abrieron a la modernidad, sino también en conceptos tan interesantes como el Sumak Kawsay de los indígenas latinoamericanos o la filosofía Ubuntu de Sudáfrica. Es una propuesta de trabajo en red desde la no-violencia y la desobediencia civil, un paraguas ideológico que mira hacia el Sur, hacia los más desfavorecidos, para proponer un cambio de paradigma desde la economía del bien común y la prosperidad compartida. Una ideología nueva que incluye conceptos tan revolucionarios como la sororidad y la gran Matria entendida como un novedoso mundo-Estado.

El manifiesto fraternista está completado por una perspectiva científica que nos demuestra que, empíricamente, nada hace más feliz al ser humano que el altruismo. Es por ello que el cierre del libro es una propuesta de decálogo de acción para comenzar a poner en práctica hoy mismo esta nueva e imparable revolución fraternista.

“La división es el arma del sistema desde el inicio de los tiempos, el fraternismo es una propuesta revolucionaria de unidad.” Es desde ahí, desde la esperanza en que la unidad de nosotros los pueblos de la tierra conseguirá hacer de este un mundo más justo, desde donde lanzamos esta propuesta de revolución posible y este llamamiento a una Resistencia Global. Es la hora de cambiar el mundo y de ser felices.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Follow Fraternismo on WordPress.com

Todos los contenidos son Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: